Como les contaba en el último post, desembarcamos de nuestros respectivos cruceros con mi pareja en ese entonces (el futuro papá de 3 de mis hijos) Llegamos a Buenos Aires y de verdad no teníamos donde vivir! fue un período muy difícil para mi, y que cambió el rumbo de mi vida para siempre.

Para ponerlos en situación de lugar, mi familia se había trasladado a Buzios, Brasil, a vivir su propia aventura, la familia de mi pareja vivía fuera de Buenos Aires Capital, muyyy lejos.

Empezamos a rodar un poco de casa en casa con nuestras valijas, durmiendo en donde podíamos, ya que no contábamos con mucho efectivo y yo en esa época era un desastre en tema finanzas personales je.

Decidimos probar suerte e ir a Buzios donde estaba mi familia, queriendo seguir con la aventura de conocer y trabajar en otros países y en el proceso…gastando casi todo lo que teníamos. Estuvimos creo que un mes, no recuerdo de verdad, incluso habíamos ido a ver al Gato Dumas (chef reconocido en Argentina en ese entonces) que tenía un restaurante allí, pero sin papeles, era imposible trabajar.

Con ese panorama volvimos a Buenos Aires y nos quedamos en la casa de un amigo de mi pareja. Yo conseguí trabajo bastante rápido, en la parte del restaurante de una importante clínica en Buenos Aires, estilo de lujo digamos, como adicionista ya que su forma de trabajo era muy parecida a la organización de las cabinas en los cruceros. Mi pareja también consiguió bastante rápido en un restaurante.

Yo les aseguro que luego de la Costa Cruceros algo cambió en mi, ya sentía que propio no podía trabajar más en atención al cliente, EEUU fue demasiado estresante para mí, me desbordó literalmente, me sentía realmente muy infeliz profesionalmente, y el marco en el que estabamos viviendo, mi pareja, su amigo y yo todos en un ambiente, no ayudaba para nada.

Para agregarle pimienta al asunto, todo empeoró cuando en cosa de un mes me separé de mi pareja, literalmente no tenía donde vivir. Me encontré con mis valijas, $20 en la billetera y completamente sola y además infeliz con mi trabajo, fue como tocar fondo.

Fui a vivir primero con la ex esposa de mi papá por unas 3 semanas. En ese momento estaba tan mal que no me importaba arriesgar lo único que me quedaba, o sea, mi trabajo, así que me decidí, y luego de unas vueltas de aquí y de allá, resultó que en el Sheraton estaban necesitando personal extra por hora!!! peeeeeeero no me podían asegurar la cantidad de horas ni días de trabajo.

En ese momento fue que me dije estoy tan taaan mal (dormíamos las 2 en la misma cama de una plaza y mis valijas estaban en el living ) que pensé no me puede ir peor que esto!! y si es peor, no me importa más nada, quiero hacer lo que realmente me gusta! Así fue que decidí arriesgarlo todo y fue ahí que comenzó de verdad con mi profesión, con mi pasión y fue lo mejor que pude haber hecho!

 Por eso es que soy una convencida que muchas situaciones de gran crisis, pueden ser una gran oportunidad, si de golpe miramos en vez del vaso casi vacío cambiamos la perspectiva y vemos en realidad que es un vaso para llenar con lo que queramos.

De ahí en más las cosas comenzaron de a poco a cambiar, lentamente, pasaron muchas cosas dolorosas en el medio, pero después todo se acomodó, volví con mi pareja, conseguimos departamento…y que pasa a veces cuando te acomodas? …. se vino la Segunda Ronda de trabajo en el exterior!! Rumbo?? ITALIA!!! y allá nos fuimos sin dudarlo, desarmamos casa y armamos valijas de vuelta y a apostar nuevamente por una aventura de vida, no sé vivir de otra forma.

 Quieren saber como nos fue? Les cuento en la Parte V!!

(Visited 169 times, 1 visits today)
Compartir

1 comentario

  1. victor enrique cobo rodriguez octubre 8, 2020 at 4:06 pm

    ¡Buenas tardes!
    Estoy encantado con todo lo que haces y que has hecho.
    Realmente de corazón, te deseo lo mejor y que más que mi Dios te acompañe en todos tus pasos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *