Como les contaba en mi ultimo post, apenas llegue al crucero con 22 años, comencé a trabajar en el Front Desk o Ufficcio Informazioni y les puedo asegurar que nunca me había sentido tanto como un pez afuera del agua! Demasiada información junta para alguien que nunca piso un crucero y que sobretodo, nunca trabajó en un Front Office. Por supuesto yo brindaba mi mejor cara de atención pero de verdad todo era tan nuevo que nada tenia ni pies ni cabezas para mi, y no había tiempo ni paciencia para estar explicandonos demasiado. Creo que ese fue el choque mas importante, el hecho de tener que aprenderlo como sea y ya! Lamentablemente el grupo que me había tocado de compañeras, no eran muy compañeras que digamos y especialmente mis propias compatriotas! habia 2 chicas argentinas eran las que meeenos me ayudaron, es mas, si podían, me la complicaban…ese es otro tipo de cosas que vi en los cruceros, pero continuemos. Tenía horario cortado, por supuesto que no existen los días libres, en un crucero se trabaja 7 días sobre 7 . Compartía mi camarote con una chica super buena, italiana que trabajaba en la animación. Poco a poco me acostumbré y adapté a las reuniones, formularios y a aprender toda la información del crucero para poder brindarselas a los pasajeros. Recuerdo que nadie quería ocupar el lugar del “Centralino”, la atención telefonica dentro del crucero pasaba por una de nosotras y era tooodo un stress, sobretodo los días de embarquey desembarque, sin contar además que debías saber hablar al menos 4 idiomas (italiano, inglés, español y francés…y también alemán) A las semanas entra a trabajar con nosotras otra chica argentina, con la que yo me había sentado junto cuando hicimos el exámen de ingreso para la Costa Cuceros en Buenos Aires, se llamaba Maisa y nos hicimos super amigas! Aún hoy en día seguimos siendo muy amigas y a pesar de las distancias (reside en Chile actualmente) nos vemos cada vez que podemos. Ya teniendo una amiga todo era mejor y en realidad tenía dos!, otra chica argentina que trabajaba como secretaria del capitán, así las 3 juntas, toodo era mejor con amigas!!! Lo bueno de trabajar en el Front Office es que podiamos salir luego de nuestro horario laboral a tomar algo en los bares del crucero, a condición de estar siempre vestidas con nuestras divisas de trabajo, que eran 3: de día, de noche y de Gala. También pasabamos por los buffets de medianoche…que fueron mi ruina!! jajaja desembarque como con 7 kilos mas!! Comenzamos tambien a hacernos amigas de todo el sector “Latino” del barco, eso pasa siempreee y nos reuniamos todos en el Crew Bar, que es donde toda la tripulación puede ir a tomar algo y también a bailar..ahhh y esto es importante aclarar porque en ese entonces no le había dado la importancia que merece, después les cuento en la próxima experiencia de cruceros, es muy poco el personal del crucero que tiene permitido ir por el crucero junto con los pasajeros, estos son los oficiales de a bordo, personal del front desk, de la Oficina de Turismo, personal de animación y personal de los Shops, “el resto” por ejemplo, personal de limpieza, personal de cocina/pasteleria, personal de mantenimiento, carga, personal de máquina, debe rigurosamente circular por los pasillos del personal y mantenerse en esa zona, sin ser vistos. Eso puede ser muy estresante creanme, al menos para mi. Teniamos meetings antes de los embarcos y durante el crucero, especialmente si había la minima queja era= a meeting. El Costa Victoria era un crucero que hacía recorridos establecidos de 7 días aproximadamente y los repetía por un cierto período de tiempo, acompañando siempre las estaciones, verano/primavera principalmente. Si había algún inconveniente como por ejemplo, mar muy movido, todos los pasajeros suelen estar muy nerviosos como es natural y el front office se llenaba de llamadas y de personas que acudían no solo por info sino por dramamina (pastillas para “il mal di mare” o mareo de mar) que se daban de forma gratuita, y en esos casos, nos llamaban a nuestras cabinas o por altoparlante para ir fuera de nuestro turno…no hay donde esconderse en un crucero! Bueno mientras estuve en Europa pude recorrer y visitar muchos lugares, sobre todo porque el personal del Front Desk podía ir a todas las excursiones de forma gratuita que el crucero ofrecía, si por supuesto coincidía con tus pocas horas libres y estas a su vez coincidieran con la llegada a tierra y el horario de las excursiones, asi que no era tan sencillo como suena. Pude conocer en Grecia a Katakolon, Mikonos, Santorini, Gythion; luego Marruecos, Tunes, Málaga, Palma de Mallorca, Cádiz y Nápoles. El crucero hizo Dry Dock en Génova, no recuerdo la cantidad de días pero creo que eran 15 días, eso significa que el crucero permanece en el puerto para revisión, en este caso, antes del cruce del Atlántico que nos esperaba. El personal italiano podía retirarse a sus casas (no recuerdo bajo que acuerdo) y el resto nos quedabamos a cumplir un horario de trabajo pero luego estabamos libres de salir a pasear, y asi hicimos! Luego del Dry Dock, partimos rumbo a América, teniamos en el medio creo que 5 dias de “solo navegación”, o sea, solo mar y en esos casos, los pasajeros se suelen poner intensos, así que trabajabamos muchísimo! Antes de hacer puerto en Fort Lauderdale Miami, pasamos por varias islas del caribe: St Marteen, Tortola, Key West, Guadalupe y seguro hay alguna otra que me estoy olvidando. Al llegar a Miami todo cambio…para mal. Hubo cambio de personal, Jefe de Front Office y sobretodo…de pasajeros! Estabamos acostumbrados a un público europeo y ya habíamos entendido sus necesidades, que varian también según su nacionalidad, pero sin inconvenientes. En EEUU me encontré con todo un panorama completamente distinto! En todo nivel, de verdad no pude acostumbrarme, era imposible, al menos para mi. Mi amiga Maisa se había ido a otro crucero porque la habían transferido, muchos se habían desembarcado, en ese entonces el futuro papa de mis hijos estaba en la Disney Cruise Line trabajando y un día coincidimos en el puerto de Fort Lauderdale mismo día y mismo horario!!Calculen que en esa época no existían casi los celulares o eran muy pocos y con el hecho de ir por distintos países, aunque tuvieras, no te servía de mucho, y no…whatsapp no existía! Nos vimos y si..fue tipo escena de novela o película el momento y decidimos renunciar. Volvimos a Argentina con mucho de acompañiamiento de inmigraciones hasta casi el avión para todos los extranjeros y al volver finalmente a Buenos Aires….ahí es cuando comienza otra aventura!
(Visited 294 times, 1 visits today)
Compartir

1 comentario

  1. Sandra julio 22, 2020 at 7:33 pm

    Hola mi nombre es Sandra aquí tiene usted una humilde admiradora de todo lo que usted prepara…sencillamente me encanta, soy de ECUADOR de profesión educadora de una escuela de Educación Básica pero me encanta inventar en la cocina jijijijij algun día visitaré su país.

    Dios la siga bendiciendo con ese talento y belleza, abrazos….

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *